{literal} {/literal}

Abogados divorcios Madrid

Al ser una disolución de naturaleza afectiva, el trámite legal del divorcio (del latín «divortioum»), suele transitar un camino con no pocos obstáculos que sortear. A menudo, los cónyuges no tienen en claro diversos aspectos en cuanto a derechos y obligaciones e incluso muchas veces no logran conciliar entre ellos, por lo que se enfrentan en un conflicto de intereses difíciles de dirimir. Por lo tanto, el divorcio requiere de la asistencia de un servicio jurídico cualificado y experimentado, con la guía de un letrado que proteja, asesore y acompañe a sus representados.

De acuerdo a la última reforma legislativa en la materia, hoy día se puede realizar el divorcio sin antes haber hecho la separación. Sin embargo, se contemplan dos modalidades diferentes:

– Divorcio de mutuo acuerdo. Antes de ir a juicio, los cónyuges determinan de común acuerdo los aspectos más importantes para el futuro. Esta modalidad permite simplificar los trámites, acortar los tiempos para llegar a la sentencia judicial que pone fin a la unión conyugal y, debido a ello, reducir los costes. Se le suele llamar ‘divorcio exprés’ y requiere de un acuerdo explícito, así como de la presentación de un ‘convenio regulador de divorcio’. En el documento quedará asentado si hay que pagar pensiones, prestación de alimentos, custodia y regímenes de visita de los hijos (si los hay), reparto de los bienes gananciales, uso del domicilio conyugal, etc.

– Divorcio contencioso. Se puede solicitar cuando uno de los cónyuges no tiene voluntad de divorciarse o cuando no hay acuerdo en cuestiones que van a regir la relación posterior al divorcio. Al presentar complicaciones, este tipo de juicio de disolución de la sociedad conyugal suele demorarse en diligencias engorrosas e incrementar de forma considerable los costes.

En cualquier caso, la recomendación es contratar a un bufete de abogados civiles que se especialicen en divorcios, separaciones de parejas de hecho (con o sin hijos), nulidad matrimonial y derecho de familia. Asimismo, deben tener primacía los intereses de los clientes y la solvencia profesional para ofrecer soluciones de probada eficacia, en base al planteo de estrategias convenientes y a la garantía de mantener suma confidencialidad.

En nuestro despacho disponemos de abogados de divorcios en Madrid con más de dos décadas de experiencia en la materia, que acompañan y asesoran para que una decisión tan difícil resulte práctica y que evite problemas futuros en cuanto a obligaciones y derechos de ambos miembros de la pareja.