{literal} {/literal}

Nuestro bufete, encabezado por el abogado civil Pastor Callejo, destaca por el trato próximo con los clientes, el fácil acceso a los diferentes especialistas y la claridad en todos los procesos que se nos encomiendan.

En lo que respecta, específicamente, a la manera de proceder en litigios por defectos de construcción, podemos ofrecerte soluciones para que encuentres tu tranquilidad. Una vez que se entrega la vivienda u otro tipo de inmueble, sea nuevo o de segunda mano, el propietario cuenta con la posibilidad de reclamar a quien se lo ha vendido, siempre y cuando no se hayan cumplido los plazos establecidos en la ley y que, además, exista responsabilidad civil según nuestro criterio, luego de analizar detenidamente el caso concreto.

Válido es aclarar que existen dos tipos de vicios, los constructivos, que son imputables a quienes intervinieron en la construcción del inmueble, de un lado, y los vicios ocultos, sobre los que está obligado a responder el vendedor del inmueble, si se cumplen, claro está, ciertos requisitos establecidos por la ley, de otra parte. En el caso de los inmuebles de nueva construcción, tenemos que el período de garantía está regulado, claramente, en la ley 38/1999 sobre ordenación de la edificación, al tiempo que se encuentran previstos unos plazos que son de 1, 3 y 10 años, según sean el origen y los tipos de defectos de construcción.

Algunas consideraciones generales acerca de la ley 38/1999 sobre ordenación de una edificación

La mencionada ley determina que quienes han intervenido durante el proceso de edificación (construcción), esto es, el constructor, el promotor, el arquitecto y, además, el arquitecto técnico, tienen que responder por los vicios o defectos que pasamos a mencionar, ante el o los propietarios. En primer término, tenemos que durante 10 años deben responder por los daños materiales que hayan sido causados en el edificio, bien sea por defecto o vicios que afecten a los soportes, las vigas, la cimentación, los muros de carga, los forjados y, en fin, otros elementos de tipo estructural. Se requiere, además de lo anterior, que estos defectos de construcción comprometan, de manera directa, la estabilidad del edificio y su resistencia mecánica.

De otro lado, pero en la misma dirección conceptual, tenemos que, durante 3 años, las mismas personas mencionadas deben responder por los daños materiales que hayan sido causados en el edificio, ya sea por vicios o defectos de los elementos constructivos y, también, por las instalaciones que causen el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad, establecidos en el primer apartado, de la letra ‘c’, del artículo No. 3 de la misma L.O.E, es decir, la normativa que versa sobre la higiene, la salud y la protección del medio ambiente.

Existen otros muchos elementos fácticos que dan lugar a reclamar por defectos de construcción, pero sería muy extenso referirnos a todos. Por lo que si estás inmerso en una situación de este tipo, consulta con nuestro bufete de abogados. ¡Te ayudaremos a resolver tu problema!