{literal} {/literal}

El delito de lesiones viene regulado en el Título III del Código Penal español, que comprende los artículos 147 a 156 ter de dicho texto legal.

A efectos de esta regulación legal, se entiende que es reo del delito de lesiones quien por cualquier medio o procedimiento provoque en otro un menoscabo de su integridad corporal o de su salud física o mental.

Partiendo de esta definición legal, es necesario distinguir entre lesiones leves, que serían aquellas que precisarían solo de una primera asistencia facultativa, y aquellas otras más graves que necesitarían además de un tratamiento médico o quirúrgico, variando la pena en ambos casos.

Así, para las lesiones leves las penas que fija el Código son las de multa de uno a tres meses, en tanto que para las lesiones cuya sanidad requiera de tratamiento médico o quirúrgico tales penas se agravan considerablemente, pudiendo ser de multa de seis a doce meses o incluso una pena privativa de libertad, concretamente prisión de tres meses a tres años.

Otra importante diferencia entre las lesiones leves y graves radica en que las primeras requieren de denuncia previa del perjudicado o de su representante legal, en tanto que las lesiones graves serían perseguibles de oficio.

Las penas fijadas por el Código Penal para el delito de lesiones pueden agravarse todavía más en función de que concurran determinadas circunstancias en su comisión, pudiendo ser de dos a cinco años de prisión si las lesiones fueron causadas con un arma o instrumento susceptible de poner en peligro la vida de la víctima, o si hubiese habido ensañamiento o alevosía, o si la víctima es menor de doce años o discapacitada, o si fuese una persona vulnerable que conviva con el presunto autor.

Todavía puede incrementarse más la pena (de seis a doce años de prisión) si las lesiones consistieron en mutilación genital o dieron lugar a la pérdida o inutilidad de un órgano o miembro principal, de un sentido, esterilidad, impotencia, grave deformidad o grave enfermedad somática o psíquica.

En caso de que el delito de lesiones tenga lugar en el marco de la violencia de género, la pena sería de prisión de dos a cinco años.

Pastor Callejo Abogados es un bufete madrileño que cuenta con una amplia plantilla de abogados especializada en las diferentes ramas del Derecho y que, dentro de lo que es el Derecho Penal, ofrece su asesoramiento y asistencia en toda clase de delitos, incluido por supuesto el de lesiones.

Pastor Callejo Abogados prioriza en todo momento los intereses de sus clientes, ofreciendo un trato próximo y una actuación diáfana y eficaz en su actuación ante los tribunales de justicia dentro de cualquier clase de proceso.

pastorcallejoabogados.com