{literal} {/literal}

El mobbing o acoso laboral se da cuando eres hostigado continuamente en tu puesto de trabajo, tratando de que sientas miedo o desánimo y acabes abandonando.

Quién suele ser víctima del mobbing

Hay dos perfiles. En primer lugar tenemos a personas que por su juventud, inocencia o vulnerabilidad tienden a ser víctimas en cualquier entorno. Hablamos de novatos, inmigrantes, discapacitados y personas con tendencias políticas o sexuales diferentes. El segundo perfil es justo lo contrario, individuos bien adaptados y con alguna característica que les hace destacar; inteligentes, profesionales, de buena apariencia o con facilidad en el trato, cualquier faceta positiva tuya puede ser la chispa que encienda el odio de tu hostigador.

Cómo saber si estás sufriendo mobbing

A veces es evidente que te están acosando. Cuando te insultan, gritan o amenazan no necesitas que nadie te explique lo que está ocurriendo, pero en la mayoría de los casos el mobbing es un proceso bien planificado, lento, sordo y doloroso. Quizás te toquen siempre las tareas más complicadas y humillantes, o las más rutinarias para que te aburras, te cambien de tarea cuando aún no has terminado la anterior, o te oculten información para que la hagas mal. Puede que te hagan el vacío en las reuniones, que seas el protagonista de todos los rumores o que no valoren lo que haces.
Trabajar es duro y los compañeros no siempre son agradables, tampoco es cuestión de gritar mobbing por estar pasando una mala racha, pero cuando alguien convierte tu vida en un infierno no puedes dejarlo pasar.

Cómo hacer frente al mobbing

Son dos pasos, el primero es acumular pruebas y el segundo darlo a conocer. Empecemos por este último porque es importante que sepas que no estás solo. Puede que tus familiares y amigos digan que son imaginaciones tuyas, y que también te ignoren en Recursos Humanos, pero en el bufete Pastor Callejo y Asociados te vamos a escuchar. Nuestros abogados en Madrid conocen bien la ley y saben que el acoso laboral está tipificado como un delito de tortura y contra la integridad moral. Para ganar el juicio necesitamos pruebas:

-Guarda los partes de baja e informes médicos.
-Busca testigos.
-Comunícate por escrito y exige que las contestaciones se te hagan de igual modo.
-Graba audios.
-Lleva un diario.

Confía en nuestros veinte años de experiencia, Pastor Callejo y Asociados son tus abogados en Madrid.